Hipotiroidismo, Hipotiroidismo

Hipotiroidismo

¿Qué es?

Se define como una inadecuada función de la glándula tiroides, la cual no produce suficientes hormonas. Los síntomas son baja energía, ganancia de peso, disminución de la vitalidad, fatiga, manos y pies fríos, piel seca, depresión, entre otros síntomas. Usualmente el tratamiento es dar en forma de medicamento la hormona que el cuerpo no produce adecuadamente

¿Si tengo hipotiroidismo, puedo hacer el Protocolo MKC?

Si. Una dieta alta en grasa y baja en carbohidratos influye en el metabolismo, de manera que promueve utilizar grasa como energía, en lugar de azúcar. Las dietas como la del Protocolo MKC tienen numerosos beneficios, y uno de ellos es reducir los mediadores de la inflamación en el cuerpo.

La inflamación crónica puede dañar las células, especialmente a las mitocondrias, las cuales producen la energía para todo el cuerpo. Además, la inflamación crónica contribuye a la autoinmunidad, una de las causas comunes de hipotiroidismo. Adicionalmente este estilo de alimentación lleva a tener un mejor metabolismo y estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, y mejorar el balance de producción de hormonas tiroideas

La fluctuación de niveles de azúcar en sangre contribuye a la formación de proteínas inflamatorias que pueden inhibir la producción de hormonas tiroideas. Con una dieta baja en carbohidratos puedes estabilizar los niveles de insulina y el azúcar en tu sangre

Consideraciones especiales en pacientes con Hipotiroidismo

  • Déficit muy severo no es recomendable

Tener un déficit muy severo en calorías puede causar un efecto contrario y disminuir los niveles de hormonas T3. Asegúrate de seguir tus calorías recomendadas y consumir la cantidad necesaria para que tu cuerpo funcione adecuadamente

  • Asegurarse de recibir los suficientes Nutrientes

Muchas personas que inician una dieta como la del Protocolo MKC  tienen un cambio drástico en los tipos de comida que consumen. Hay que estar seguros que siguen recibiendo los nutrientes adecuados para tener unos niveles de hormonas tiroideas saludables. Yodo, tirosina, vitamina A, selenio, zinc, vitamina D, vitamina C y vitamina e son muy importantes para la producción de hormonas tiroideas. Incluye en tu nuevo régimen el pescado, quesos, carne y una gran variedad de vegetales ricos en nutrientes (por ejemplo las espinacas). De ser necesario, la suplementación con vitaminas puede ayudar a asegurar que estamos ingiriendo la cantidad adecuada de estos nutrientes

  • Prefiere tipos de grasa saludables

Las grasas polinsaturadas tienen un efecto negativo en la producción de hormonas.  Por el contrario, las grasas buenas puedes ayudar a la producción de hormonas tiroideas

  • Combate la mala digestión

La mayoría de la gente con hipotiroidismo tiene una digestión pobre y una mala función de la vesícula biliar. Se recomienda que tengan hidratación  adecuada.

Al empezar a comer, iniciar por la proteína para facilitarle las cosas a tu cuerpo y tener mejor digestión.

Puedes hacer sin problemas el Protocolo MKC si tienes hipotiroidismo. Recuerda continuar con tus controles normales con el endocrinólogo, para valorar los niveles hormonales de tu tiroides y valorar si tienes un buen control de tu enfermedad. 

Deja un comentario