Tu puedes cambiar tu cerebro, Tu puedes cambiar tu cerebro

Tu puedes cambiar tu cerebro

La adicción es la forma en que el cerebro reacciona a algunos estímulos. Si quieres que esa reacción se detenga, necesitas proveer una nueva.

Por ejemplo si reaccionas al estrés de una manera en particular durante mucho tiempo, eventualmente desarrollas un camino neuronal para que cada vez que te encuentres en esa situación brindes a tu cuerpo una respuesta en particular. Esas conexiones neuronales son muy fuertes y se formaron en tu cerebro durante un largo periodo de tiempo, por eso es TAN DIFÍCIL CAMBIAR. Sin embargo, ES POSIBLE, eso se llama neuroplasticidad.

Los seres humanos podemos observar lo que pasa en nuestras vidas, no somos ni las emociones, ni los pensamientos ni los comportamientos, TENEMOS emociones, pensamientos y comportamientos. Observar estas cosas y separarlas de ti es el primer paso.

HACER es la acción que realmente haces con tu cuerpo. Ejemplo: abrir el refrigerador.

PENSAR obviamente se refiere a los pensamientos que tenemos antes o después del hacer: “Me merezco esta rebanada de pastel, ya me porté bien durante dos semanas, mañana voy a ayunar 16 horas y haré 3 horas de ejercicio”

SENTIR es la emoción que obtenemos como resultado de los pensamientos que pensamos. En el caso anterior, puede ser que te sientas feliz después de haberte convencido de que lo que vas a hacer está bien y tiene justificación.

FISIOLÓGICAMENTE liberas sustancias neuroquímicas como la dopamina o la serotonina como resultado de ese comportamiento. Estos químicos te dan bienestar y gratificación, pero con el tiempo, desarrollas tolerancia y por lo tanto, exiges cada vez más: comienzas a comer compulsivamente, siempre en exceso.

¿Deseas interrumpir el ciclo? Cambia el HACER, toma el CONTROL, de esta manera cambiaras el pensamiento, el sentimiento y la reacción fisiológica.

En lugar de ir al refri, levántate y ve a caminar, haz ejercicio, toma agua, háblale a tu [email protected]… así vas a crear una nueva vía neuronal. Cada vez que observes tu comportamiento adictivo, observa el impulso y haz algo diferente.

No, no es fácil, la única manera de que realmente cambies a tu cerebro es usar tu fuerza de voluntad y DESEARLO. Si, necesitas esfuerzo y dirigir a tu cerebro para ignorar otras cosas que no importan.

Cuando surja la necesidad, cambia a un comportamiento saludable y mientras lo haces, concentra toda tu fuerza de voluntad en él. Cuanto más hagas esto, más se extinguirá tu comportamiento autodestructivo.

En resumen, es lo mismo que decimos siempre, el único responsable ERES TÚ, por más que quieras motivación, no podemos entrar en tu cerebro y cambiar tus caminos neuronales….

Unete a la comunidad en Facebook, donde podrás comprobar de que SE PUEDE.

Deja un comentario